Grandes Afiliados

La Leyenda De Las Bolas De Dragon

[goku_luchando.jpg]

Un “Dragon Ball” (bola de dragón) es un artefacto ficcional aparecido en los manga y animé Dragón Ball/ Dragon Ball Z y en Dragon Ball GT. Una versión similar, con el mismo nombre, es introducida en el manga de Akira Toriyama llamado “Joven Dragón” (Dragon Boy), una serie publicada con anterioridad al exitoso Dragon Ball.

La leyenda de las bolas de dragón afirma que existen siete piedras mágicas dispersas a lo largo de la Tierra. Cuando todas fueran recolectadas sería posible convocar al dios de los dragones, llamado Shenlong, capaz de cumplir cualquier deseo -incluso resucitar a una persona que había muerto por causas artificiales, antes de cumplirse el año de su muerte-. Esta divinidad presenta ciertas limitaciones, como la imposibilidad de conceder el mismo deseo por segunda vez. Tal regulación también se aplica al renacimiento de una persona difunta: Shenlong no puede resucitar a la misma persona una segunda vez.

Cada bola de dragón es del tamaño de una pelota de béisbol, blanda y de un color anaranjado cristalino. Tienen estrellas de color rojo por dentro (que son negras, en el caso de las Bolas de Dragón de Estrellas Negras, introducidas en Dragon Ball GT).

La Leyenda De Las Bolas De Dragón

Cada una de ellas posee diferente número de estrellas; cabe destacar que las bolas van numeradas del 1 al 7 y que son llamadas frecuentemente por sus correspondientes números (por ejemplo, la Bola de Cuatro Estrellas). Después de cada uso, las bolas del dragón se dispersan de manera aleatoria alrededor de la Tierra y se transforman en piedras durante 365 días. En la versión GT se explicó que estas bolas podían ser utilizadas solamente una vez cada cien años, debido a la energía negativa provocada por cada deseo.

Las Bolas de Dragón fueron originalmente creadas por los namekianos. Kami construyó las Bolas de Dragón terrestres después de viajar a la Tierra desde su planeta natal, llamado Namek. Tales objetos están directamente relacionados con la energía vital de este personaje, por eso cuando Kami muere o su fuerza individual es absorbida por algún motivo, las “Dragon Balls” se transforman en piedras, de manera permanente, a menos que las mismas sean revividas por otro namekiano.

Aunque las bolas de dragón son generalmente respetadas y reverenciadas, fueron evitadas por el Kaiōshin, porque éste consideraba que las mismas interrumpían el orden natural del Universo. Es que los namekianos habían prometido no utilizarlas fuera de Namek, pero una tormenta colosal los forzó a resguardar estos artefactos en la Tierra, donde se forjó un sistema de bolas de dragón.

La primera de ellas -la Bola de las Cuatro Estrellas- fue recibida como herencia por Goku. El abuelo adoptivo de éste -llamado Son Gohan- se la había entregado a su nieto antes de morir. Éste pasó su vida guardándola, hasta que conoció sus verdaderos poderes gracias a Bulma, una joven muchacha que buscaba las Dragon Balls para cumplir su deseo de conseguir un “novio perfecto”.

0 comentarios:

http://3.bp.blogspot.com/_ayE-LoHskjo/S7fKvvVH7CI/AAAAAAAAER8/HLppvJQeHCA/s1600/aba.png
Inicio | Aviso Legal | Contacto | Creative Commons
-Copyright 2010 Todos los derechos reservados-
Web Creada, Diseñada y desarrollada por -La Monarquía Saiyajin-
www.DragonBall100.blogspot.com
http://3.bp.blogspot.com/_ayE-LoHskjo/S7fKvvVH7CI/AAAAAAAAER8/HLppvJQeHCA/s1600/aba.png